viernes, 28 de octubre de 2011

Si tu sientes que te pica la colita, espero no estés en un bar gay

En este post me preocupo por mi salud y la de los internautas, recomendándoles que si son como yo y tragan en la calle por necesidad, por gusto o por masoquismo, recuerden lavarse aunque sea con el jugo del limón, se tallan sus manitas y se limpian con la servilleta si no hay agua ni jabón. No es para menos, las bacterias andan muy cabronas y en la ciudad de México abundan la mugre, la basura, los gargajos, las heces y la pipí en polvo que condimentan y dan ese toque especial a la comida callejera que ni el mejor restaurant puede igualar.

O sea no dejen de tragar, es un mal necesario, pero sí hay que cuidarse y de vez en cuando desparasitarse, especialmente si conviven con animales -no humanos, aclaro- como yo que tengo en casa un miniperro de raza chihuahua. Además para que los piratas no te vendan medicinas caducas o falsificadas hay que destruir las cajas de medicamentos. Así, pues, me ayudó en esta tarea mi perrita, por cierto se llama GiGi y odia a específicamente a los nacos [ya se que no me creen y que suena a puras jaladas pero en otro post quizá les explique]. Allí la imagen de mi procesador de desechos andante tamaño pocket a media labor de destrucción.

...y FIN


   

1 comentario:

  1. y se lo dices al wey que ayer se comio unos de tripita con suadero justo despues de ayudar a cambiar y limpiar un motor hahahaha

    al tiro con el anticongelante que pica si te cae en la piel

    y aun asi me chupe los dedos pinche salsita estaba poca madre :P

    ResponderEliminar