sábado, 5 de octubre de 2013

MMMMmmmmmhhh... Pambazos

Y resulta que mientras había marchas y desmadritos en las fechas patrias yo me preparaba para comer pambacitos.

No, no festejo la independencia ni el hermoso gobierno que tenemos, es que me fascina tragar garnachas y antojitos mexicanos y con la family mucho mejor, disfruto alimentos de diferentes culturas pero nada como unos pinches tacos al pastor con piña y cebolla:


...pero hoy toca hablar escribir de pambazos.

Cuando llegué a la sede de tan presigioso banquete, digo, la comilona fue en casa de las tías, ya habían hecho el chile y adobado los panes y tenían los materiales listos.




Obvio hay que comer botanita antes de poner manos a la obra...



Comencemos, ociosos lectores, por calentar los panes con un poquitín de aceite, hágase en ambas rebanadas por ambos lados.

Luego, o simultáneamente se calienta el relleno, lo más comun por estos lares, las papas con longaniza. En caso de que alguien no sepa la diferencia entre longaniza y chorizo, la longaniza generalmente es una tira larga y continua (una tripa, literal), generalmente fresca y húmeda, mientras que el chorizo es la misma tripa rellena de menudencia y pedacería adobada con 2 diferencias principales, que está seco o añejo y que viene en secciones separadas con hilo generalmente que asemejan una salchicha europea o incluso bolitas -dato cultural gratuito, patrocinado por www.tengaparaqueseentretengaysellenedeculturaociosolector.com-.

Cuando el pan está listo (esto ocurre cuando el adobo está seco y la salsa ya no presenta humedad, o cuando se siente doradito, esto ya depende de cada quién) se rellena antes o después de retirarse del fuego, yo uso flama baja así que lo hago directo en la parrilla. A mi me caga que le quiten el migajón a los panes para rellenarlos como en las tortas, así que con la palita lo presiono, esto además sirve para que si el centro no se frió bien, lo haga y hace espacio para más relleno (n_n)!!!

Y se rellena.

A la tapa le pongo crema y a la base salsa, luego queso (esta vez sobró cebolla de la pata en vinagre y también se la puse) y luego lechuga. Hay a quien le gusta ponerles repollo, mejor conocida en chilangolandia como COL, aunque mi familia no lo acostumbra le da cierto toque a provincia.



Y ¡listo! Un pambazo listo para disfrutar.

Muy rico pero le falta ¡más pinche salsa!

Preparen muchos, ociosos lectores, uno nunca es suficiente.

Acompáñenlos con pozole y tostadas. ¡fuck yeah!


Pa'l desempance una bebida fría con o sin gas. Yo tomé refresco y para que todo amarre bien un licorcito de guayaba.

De entre los pomos uno traía cubilete -como una oferta como una promoción- y pos a jugar XD

Por último un postrecillo: helado de cookies&cream y más licor de guayabaaaaa!!!!

y a dormir y fin.

5 comentarios:

  1. ¡Quieroooooooo! ¡Maldición! Yo lo único que no le pongo es salsa porque se remoja el pan y el pan remojado no me gusta.

    ¡Quiero dos! Ñam ñam

    ResponderEliminar
  2. ¡Te chutaste muchos de mis posts! ¡Ohhhh!

    Gracias por leerme aNdReSiTo.

    ResponderEliminar
  3. "Hamburguesas Mexicanas", chale, ya se me antojaron otra vez, ahora para mi cumpleaños le pido a mi jefa que me haga unos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pambazos, que delicioso!
    Se me antojaron y salivo jjajajajaja

    ResponderEliminar
  5. pero que pinche sabroso luce TODO te pasas de verga

    el proximo post de comida va a ser para vengar este momento en el que tengo hambre

    ResponderEliminar